Evite el sabor metálico del café: cómo extraer el café a la perfección

¿Alguna vez has tomado un sorbo de café y has sentido un extraño sabor metálico? Puede resultar bastante desagradable y arruinar tu rutina matutina. Esta publicación se inspiró en el hecho de que nuestro fundador extrajo accidentalmente en exceso nuestra mezcla de tueste francés y experimentó este sabor metálico de primera mano. En esta publicación de blog, explicaremos por qué sucede esto y le brindaremos algunos consejos sobre cómo evitar que le suceda a usted.

1. Métodos de preparación

El método de preparación que elijas puede tener un impacto significativo en el sabor de tu café. Algunos métodos de preparación, como el espresso, pueden dar como resultado un perfil de sabor más concentrado e intenso. Esta intensidad a veces puede resaltar notas metálicas en el café. Si experimenta constantemente un sabor metálico, intente cambiar a un método de preparación diferente, como vertido o prensa francesa, y vea si el sabor mejora.

2. Calidad del agua

La calidad del agua que utilizas para preparar el café también puede afectar el sabor. Si el agua del grifo tiene un alto contenido de minerales, puede contribuir a darle un sabor metálico. Considere usar agua filtrada o agua embotellada para preparar su café. Esto puede ayudar a reducir la presencia de minerales y mejorar el sabor general de su café.

3. Proporción agua-café

La proporción de agua y café molido es crucial para lograr una taza de café equilibrada y sabrosa. Usar demasiado café o muy poca agua puede dar como resultado una infusión excesiva, lo que puede provocar un sabor metálico. Se recomienda utilizar una proporción de 1:16, lo que significa 1 gramo de café por cada 16 gramos de agua. Si no tienes báscula, puedes utilizar aproximadamente 1 cucharada de café por cada 6 onzas de agua.

4. Temperatura de preparación

La temperatura a la que preparas el café también puede afectar el sabor. Preparar a una temperatura demasiado alta puede hacer que el café se extraiga en exceso, lo que resulta en un sabor metálico. Apunte a una temperatura del agua entre 195 °F y 205 °F (90 °C y 96 °C) para una extracción y sabor óptimos.

5. Tiempo de preparación

El tiempo que dejes que se prepare el café puede afectar su sabor. Una preparación excesiva puede provocar un sabor metálico, ya que los posos del café están en contacto con el agua durante demasiado tiempo. Siga el tiempo de preparación recomendado para el método de preparación elegido para evitar la extracción excesiva y el sabor metálico que la acompaña.

6. Calidad del frijol

La calidad de los granos de café que utiliza también puede influir en el sabor de su café. Opte por granos recién tostados de una fuente confiable como Marquette Coffee. Los frijoles rancios o de baja calidad pueden contribuir a la aparición de sabores desagradables, incluido un sabor metálico. Invierta en granos de alta calidad para asegurarse una taza de café deliciosa y agradable.

7. Equipo limpio

Por último, asegúrese de que su equipo de elaboración de cerveza esté limpio y libre de residuos o acumulaciones. Los equipos sucios pueden introducir sabores no deseados en el café, incluido un sabor metálico. Limpie periódicamente su cafetera, molinillo y cualquier otra herramienta que utilice para preparar el café para mantener el mejor sabor posible.

Si sigue estos consejos, podrá evitar el sabor metálico de su café y disfrutar siempre de una taza deliciosa. Experimente con diferentes variables, como métodos de preparación y proporciones de agua y café, para encontrar el equilibrio perfecto para sus preferencias gustativas. ¡Feliz elaboración de cerveza!

Regresar al blog

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.